Breaking

Post Top Ad

important>

3/10/2018

NOMINADOS A LOS PREMIOS: ABDALA Y SU LARGO CAMINO JUNTO A LOS TARROS


Muchos músicos latinoamericanos emprenden aventuras nuevas en otros países cuando ya han recorrido tramos importantes de su vida musical, no es fácil decidir dejar todo para inicar de cero. Muchas veces no basta le reconocimiento para poder vivir como se quiere. La industria del rock y el pop no ha sido capaz de despegar en nuestros países a pesar de todos los esfuerzos.

Un ejemplo de profesionalismo y busqueda es Abdala Sahgir, un músico que desde niño se aasionó por la percusión y por la batería rock, aunque en sus curriculúm cuenta con experiencias en varios géneros. Fue parte de agrupaciones como Conagua y hoy es el baterista de la agrupación RED DOG establecida en North Carolina con la que ya sin tanto afán, disfruta de la tranquilidad de haber encontrado un lugar en la música.

Conozco un poco más de este músico con esta entrevista exclusiva:

Tus inicios en la música se remontan como varios músicos antes de llegar a USA a Colombia, háblanos de esa etapa.

En realidad yo empecé escuchando la colección de vinilos que dejó mi tío en casa de mis abuelos cuando regresó de estudiar música en USA. Zeppelin, Blue Oyster Cult, The Who, Rush, The Police, Van Halen... Mucho rock clásico.

Luego empecé a escuchar Kill em’ All de Metallica, y a tocar la batería en una banda que se llamaba Post Mortem, con Tato Plata, Gabriel Matute, Andrès Vergara, y Mauricio Chemás. Tocábamos covers de Metallica y Iron Maiden.

Cuando me echaron del San Pedro y fui a parar al Caldas como todo el mundo empezó a tocar con Ernesto Azuero, Felipe Navia, Matute y Santiago Carreras. Ya tocábamos música original y pasábamos el tiempo escuchando Steve Vai y Dream Teather. Vainas demasiado técnicas, pero pues cuando uno es pelao se deja impresionar por la habilidad física y la velocidad.

Me acuerdo también de que me la pasaba jodiendo en la casa de los Navia, tocando la batería de Andrés, que me enseñó paradiddles y toda esa vaina. Andrés creo que por esa época tocaba teclado o batería con Vives y la Provincia.

Luego con Matute empezamos con Conagua. Mucha gente pasó por “Conagua All Stars” como le llamábamos y eventualmente fuimos a Rock al Parque, y también empecé a tocar con un cuarteto de jazz e hicimos una gira patrocinada por el Banco de la República. El cuarteto era Rafa Madagascar, un tremendo del Piano, Oscar Serrano, quien creó fue uno de los pioneros del jazz en Bucaramanga, Richard Mera en el Bajo, un man con un sonido “a la” Pastorius. Eso fuè lo último que hice en Colombia.

Nombra algunos de los proyectos en los que has participado

Conagua, los amigos, Caleidoscopio Jazz, La facultad de música de la Unab, Una batería nueva, Los consejos de Carlos Acosta, Un trabajo de roadie, La bacanería de Januz Kopitko y Dmytro Ryeznik, Mi país con mucho dolor...

¿Como fue tu llegada a USA como músico, que cambió, que fue bien y que fue mal?

Llegué como todos, desubicado y con ganas de salir adelante. Me recomendaron que fuese a la universidad local y hablase con el profe de batería. Ese día estaban audicionando bateristas para la orquesta de jazz y yo sin hablar inglés... El caso es que me dejaron como baterista de la big band y me dieron una semana para aprenderme un show de dos horas, leído. Luego salimos para Orlando y New York.

El man que me enseñó a leer y mucho concepto musical se llama Tim Froncek, un baterista de Big Band del carajo que me pulió. Aún me mantengo en contacto con él.

¿Sientes que tal vez los bateristas han perdido un poco de terreno ante las nuevas tecnologías o que al contrario aún son parte esencial de los géneros populares?

Durante la última década he visto cómo se incorporan más y más los sonidos sampleados y los tambores acústicos. Me parece muy bacano. Pero no hablo de tener los Simmons a un lado y los toms al otro. Hablo de gente que son un híbrido entre un DJ y un baterista, y ponen a bailar a todo el mundo en un club en Ibiza...  qué podría tener de malo? Jajajajaja!

¿En qué proyectos has participa en USA, cual ha sido esa trayectoria?

La sinfónica de Kent, Brite Boy, Le Abrí a Tom Petty, Samecumba y La Tropic Orchestra con Ricardo Diquez, David Martinez, Ricky Correa y Jessee Rivera, Mi familia Boricua, Age of Despair con par de gente de Confessor, La sinfònica de Raleigh.

Algo que me ayudó mucho fue trabajar en una tienda que se llama 2112 Percussion, una de esas tiendas de baterías donde van los que saben y de repente cuando uno está armando una batería y de repente entra el baterista de Cheap Trick buscando baquetas a última hora... Tony Williams, el Señor Steve Johnson, Kevin Rader, Merritt Partridge, Tim Haisman, Hunter Crews, Andrew Munger, Randy Evans... Ahí fuí profe varios años. Esa es mi familia gringa, y esos locos me enseñaron a cascarle duro a los tambores y me enseñaron más sobre rock.

¿Cuándo vas a enseñar que es lo primero que le enseñas a un aspirante a tocar la batería?

La buena actitud y la sencillez te llevan a una carrera sólida que tienes que construir durante toda la vida.

El chisme, la mala actitud y la envidia pueden acabar tu carrera en un segundo.

¿Como ves en general el panorama actual para el rock y el pop latinoamericano?

Propuestas interesantes, incorporación de tecnologías y bandas con presencia en el escenario. Me encanta lo que está haciendo Mauro Colmenares y la gente de Revolver Plateado. Mauro tocó guitarra en Conagua también.

¿Cuál es tu impresión de que queramos organizar una entrega de premios a la música independiente en New York?

Vamos a hacerlo! Estoy mamado de que los gigantes de los medios y las comunicaciones nos alimenten pura música reciclada sin contenido mientras hay gente talentosa que nadie conoce.

¿Cuál es tu equipo preferido en vivo y en estudio?

Tambores de Arce (Maple) y Cedro o Abedul (Birch). Bombos de 18” hasta 24”, toms de 10” hasta 18” y varios redoblantes.

Tiendo a preferir parche blanco en el estudio y parche transparente en vivo, pero siempre le dejo la última palabra en cuanto a eso al productor. Igual con los platos.

Últimamente con Red Dog uso una batería de acrílico que me fascina. A ver si San Bonham me ilumina. Jajajaja!

Háblanos un poco más de tu banda actual RED DOG

Red dog es la culminación de años de trabajo duro, experiencia, y dedicación. Totalmente independiente, producido por nosotros como nos da la gana.

Las otras dos partes de Red Dog son Shane Gentry, el man que lleva ritmo y blues en la sangre y Billy Price, uno de esos bajistas que tocan con un baterista porque les da mamera tocar solos, pero en realidad no necesitan batería. Jajajajaja!

El disco fue grabado y mezclado por Merritt Partridge, el gringo con la oreja de oro.

¿Qué proyecto te falta por hacer?

Quiero llevarle a Red Dog a la gente. Al camionero en Chicago y al empleado de Carulla en Bogotá.

Aprovecha este espacio para decir lo que quieras sobre tu carrera, sobre ti.

Siempre he sentido que mi misión es ser el puente entre dos o tres culturas y escenas y pienso continuar en esa labor.

Soy el bobo de los video juegos clásicos. Soy el man que busca la clave de las cien vidas en Contra por Google y compra el libro de estrategia de Zelda. Jajajajaja!

No comments:

Post a Comment

Post Top Ad

Your Ad Spot

Pages